fbpx //*/

Golpe de calor: cómo evitarlo

Jul 28, 2018 | Refugis, Salut

Todos sabemos lo perjudicial que es un golpe de calor para un perro, pero a veces subestimamos la situación en la que este se puede producir: «lo dejaré en el coche solo 5 minutos, será un paseo corto, intentaré ir por la sombra, beberá agua…». Lo último es útil, pero en cuando el calor es extremo, a veces no es suficiente.

Hay perros que por sus condiciones morfológicas, raza, pelaje o edad, tienen más predisposición a sufrir un golpe de calor. Esto ocurre en animlaes de razas braquiocefálicas (razas que por su morfología craneal sufren del síndrome de obstrucción de las vías respiratorias altas), como son el Bulldog inglés o francés, el pekinés, el bóxer, el san Bernardo, el Bull Mastiff, el maltés, el Pinscher miniatura, el Yorkshire Terrier o el Chihuahua. También hay que tener en cuenta otros factores, como, por ejemplo, que se trate de cachorros o perros de edad avanzada, perros habituados a climas fríos, perros de pelaje negro o largo o con poco pelo. 

 

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es una subida repentina o progresiva de la temperatura interna del perro. Un exceso de calor que afectará a su organismo y puede provocarle la muerte. La temperatura corporal normal de un perro oscila entre los 38 ºC y los 39,5 ºC. Cuando pasa de los 40 ºC puede ser que esté desarrollando un estado febril o que esté sufriendo un golpe de calor. A partir de los 41-42 ºC se pueden ver afectados gravemente los órganos internos del perro.

 

Síntomas, ¿cómo detectarlo?

Los síntomas más evidentes son:

  • Jadeo y respiración más rápida, con dificultad y nerviosismo.
  • Salivación más abundante de lo normal.
  • Vómitos y diarreas.
  • Pérdida de las fuerzas, dificultad para moverse (incluso puede llegar a desmayarse).
  • Temblores, falta de equilibrio, espasmos.
  • Cambio de color de las encías y la lengua a un tono grisáceo o azulado, debido a la mala oxigenación.
  • Subida de la temperatura corporal, por encima de los 40 ºC.

 

¿Cómo actuar?

Lo primero que deberíamos hacer ante un golpe de calor es acudir urgentemente a un veterinario, pero cuando no tenemos uno cerca, los siguientes pasos pueden ayudar e incluso salvar la vida del animal.

  • Alejar al perro de zonas con sol o calor, intentar buscar el lugar más fresco.
  • Poner a su disposición agua a temperatura ambiente y limpia. Evitar que beba mucha cantidad y muy rápido, ya que esto podría provocar una torsión de estómago.
  • Refrescar al perro, bien con paños mojados o aplicando agua con la mano, por el vientre, pecho, patas, cabeza y cuello. No cubrirlo con toallas húmedas, ya que esto provocaría el efecto contrario.  En casos muy extremos, bañar al perro con agua a temperatura ambiente. El agua no debe estar muy fría, ya que debemos lograr que baje la temperatura de forma gradual. 
  • Controlar la temperatura vía rectal, vigilando que no exceda los 40 ºC y también que no descienda de los 38 ºC, ya que podríamos provocar una hipotermia.

Una vez estabilizado, deberíamos acudir igualmente a un veterinario para que aplique los cuidados necesarios, y compruebe que el golpe de calor no ha afectado a órganos internos.

 

Algunos enlaces de interés:

https://soyunperro.com/golpe-calor-perros

https://www.monografias.com/trabajos95/sindrome-braquiocefalico

https://www.argos.portalveterinaria.com/noticia/13488/articulos/tratamiento

También se pueden ver varios vídeos en YouTube. Basta con buscar “videos golpe calor perros” 

 

Texto: Marta Morera

Foto: Ruth Zapater